Creciendo Con
David Y Vega


"El regazo en que caemos al nacer decide nuestra felicidad o desgracia. ¡Dichoso el hombre sobre el cual han llovido como celestial rocío los besos de sus padres! Estos besos se filtran por la tierna carne del niño y llegan hasta el corazón y lo reblandecen para siempre. Quien haya tenido padres justos y amorosos jamás odiara en conjunto a la humanidad, porque aquellos seres adorados pertenecen a ella. Por el contrario, si el hado adverso le ha deparado un nido helado, nunca podrá echar de sus huesos el frío."
(Armando Palacio Valdes)

Colecho con mi hijo para que aprenda a dormir acompañado.

Publicado el 26 de febrero de 2011 a las 7:40 AM

Categorias:

Una vez más, he encontrado en Bebés y más un artículo acerca del colecho que comparto plenamente y que quiero compartir, porque los argumentos que utiliza los he utilizado yo tambien en muchas ocasiones y estoy totalmente de acuerdo con ellos.

Espero que os guste! 

Colecho con mi hijo para que aprenda a dormir acompañado‏

Hace cinco años que practico el colecho y eso suman cinco años recibiendo consejos no solicitados (como casi todos los padres y madres con cualquier tema relacionado con la crianza). En estos cinco años he pasado por diferentes etapas en las que he respondido de diferente manera a dichos consejos.
En los inicios defendía mi postura a capa y espada, poniendo toda la carne en el asador si hacía falta (mencionando literatura, estudios, etc.). Después pasé por una etapa en la que para evitar dichos momentos no hacía mención alguna a cómo eran las noches en mi casa. Finalmente llegué a la conclusión de que dormía con mis hijos porque así dormían mejor, pero sobretodo porque nos gustaba a todos hacerlo y dejé de esconderme para utilizar este argumento: “lo hago porque me gusta estar con ellos”.
Desde hace unos días he decidido utilizar un nuevo argumento, a sumar al de “porque me gusta”, porque tras ver a la última mujer echarse las manos a la cabeza con un “no sabéis lo que estáis haciendo”, he pensado que hacía falta un nuevo argumento: duermo con mi hijo para que aprenda a dormir acompañado (que explicaré siempre que lo utilice de un modo irónico).

Cuanto antes lo aprenda, mejor

Una de las razones que muchos padres utilizan cuando realizan algún método educativo mínimamente cuestionado es aquel que dice que cuanto antes lo aprenda, mejor.
El que da un cachete de vez en cuando para educar a su hijo y evitar que en el futuro las cosas se le tuerzan dice que lo hace para que aprenda ya lo que no se puede hacer.
El que apunta a su hijo a la guardería siendo bien pequeñito para que empiece a relacionarse con los niños y a vivir en sociedad, para la bueno y para lo malo, dice que, ya que acabará viviendo su vida en esta sociedad que tenemos, cuanto antes lo aprenda, mejor.
El que niega a su hijo algo que le ha pedido simplemente por gusto (porque se lo podría dar sin problemas) porque ha decidido que en la vida no se puede tener todo, explica que cuanto antes se den cuenta los niños de eso, mejor.
Pues bien, me subo al carro, me sumo a la moda y ahora soy yo el que dice que, dado que la mayor parte de nuestra vida la pasamos durmiendo acompañados, he decido empezar desde pequeñitos a enseñarles a hacerlo, porque cuanto antes lo aprendan, mejor.

Forzando hábitos que luego dejarán de utilizar

La mayoría de métodos y recomendaciones ligadas al sueño que tienen como objetivo conseguir que un niño duerma solo en su cuna se relacionan a técnicas a aplicar para que los niños adquieran unos hábitos que, curiosamente, luego habrá que eliminar.
Se dice que los bebés y los niños no pueden dormir en una cama familiar, sino que deben hacerlo en una cuna. Mis hijos nunca han dormido en una porque no tiene sentido alguno. Cuando tengan veinte años (quizás antes, quizás después), estarán deseando compartir una cama grande con su pareja y cuando vivan con ella lo harán para el resto de sus vidas. Lo siento, pero no seré yo quien enseñe a dormir a mis hijos en una cuna si toda la vida dormirán en una cama.
 
Se recomienda añadir un peluche como acompañante de los bebés para que no se sientan solos. Sin embargo, cuando sean adultos compartirán cama con una persona querida, así que parece bastante ilógico enseñar a un bebé a dormir acompañado de un peluche, probablemente con llantos de por medio (porque él lo que quiere es tener al lado a una persona querida), si luego habrá que enseñarle a no hacerlo (y en algunos casos ni siquiera se conseguirá).
Es más, muchos niños tienen hermanos y muchos hermanos duermen juntos. Ni siquiera hay que esperar 20 años para que empiecen a dormir con un ser querido, porque lo harán mucho antes. Pues lo dicho, para que se vayan acostumbrando para el día que duerman con su herman@, creo que lo ideal es que duerman acompañados de sus seres queridos ya desde pequeñitos.

Resumiendo

A los argumenos que ya utilizaba anteriormente añado este: duermo con mi hijo para que aprenda a dormir acompañado. Lo bueno es que tengo un argumento más, lo malo es que tendré que explicarlo y la gente no sabrá si tomarme en broma o en serio (quizás esto deba ir en lo bueno).
En cualquier caso, dentro de un tiempo, según esté mi humor, volveré a cambiar mi discurso.
 

12 Comentarios en “Colecho con mi hijo para que aprenda a dormir acompañado.”


  1. Muy bueno! En cualquier caso, la gente debería dejar de meterse en lo que no le importa…

  2. Muy de acuerdo contigo, Ana. Yo estoy totalmente a favor del colecho, y me gusta mucho más aquel que no emplea cunas, sino el que introduce al bebé en la cama; o mucho mejor para mi gusto, me gustan unas colchonetas, que no sé cómo se llaman, porque no tienen barrotes, y permiten que el bebé duerma ahí libremente cuando nosotros estamos despiertos, y cuando llega la noche y la hora de dormir todos juntos, se pueden colocar otras colchonetas junto al bebé, o directamente meterlo en la cama con nosotros.Otra cosa que me gustan mucho son las "camas" japonesas, esas que parecen un saco de dormir. Están chulísimas, permiten tener al bebé pegadito, bien arropado, y sin el miedo que tienen muchas familias a aplastar al bebé durante el colecho.Saludos. :o )

  3. Me parece un muy buen argumento!!!(Te he dejado un comentario en tu anterior post diciéndote que tienes un premio en mi blog).

  4. Yo me estoy convirtiendo en un poco mas seco con la familia, no doy explicaciones ni tengo que darlas por lo que mi mujer y yo hacemos con nuestra peque. Pero aplaudo tu diplomacia ^^, yo en ese sentido creo que la estoy perdiendo ;P, sin embargo estoy mas abierto a escuchar otras opiniones ajenas y debatirlas si se da el caso.

  5. Drew, totalmente de acuerdo!Enrique, yo siempre he dicho que para nosotros el colecho ha sido sin lugar a dudas la mejor opción que podíamos elegir. Nos está permitiendo disfrutar de David tal y como queremos y que la hora de dormir sea una hora agradable para todos. Mama y muchas cosas mas, lo vi, pero me he despistado…mil gracias y enseguidita lo publico!El caminante del cielo, yo soy menos diplomática que quien escribió el artículo, pero intento serlo…y respecto a estar abierto a otras opiniones, es algo buenisimo!! Yo muchas veces pienso como tu…no merece la pena explicar a quien no le incumbe cosas que pertenecen a nuestra vida privada.

  6. si, lo lei cuando lo publicaron, es sencillamente hermoso

  7. Yo he decidido dejar de explicar lo que hago o dejo de hacer con mi hija.Parece ser que todo el mundo sabe más que uno mismo; a las personas les encanta dar consejos y yo cada vez los detesto más.He dormido mucho con mi hija, pero ha llegado un momento que ella ha decidido por sí misma dormir sola, le resulta más cómodo, pues se mueve mucho. Soy maestra y si explicase algunas cosas de las hago o dejo hacer a mi hija, papás, mamás e incluso compañeras pondrían el grito en el cielo. Muchas personas no respetan la naturaleza del niño, y como bien has comentado en el post los fuerzan a hacer, a enfrentarse a ciertas cosas que aún no les pertoca.

  8. Mamá blue, es muy bonito y bajo mi punto de vista, tiene mucha razon.Sonia, bienvenida y gracias por seguirme! los consejos la mayor parte de las veces no son bien recibidos, sobretodo cuando no se han pedido…Además, creo que desde tu posición de maestra, lo más prudente es no decir ni pio, especialmente si no haces las cosas de la manera socialmente aceptada, porque de lo contrario se generaría mucha polémica alrededor. Aunque es lamentable.

  9. ¡Qué triste es tener que nadar siempre justificándolo! y que intolerante la sociedad….Los argumentos me parecen geniales ;-D… pero es una pena tener que andar generándolos y no disfrutar de "libertad social" (palabro que me acabo de inventar) para compartir tranquilamente tu día a día sin miedo a ser juzgado duramente.¡Bien por el colecho!BesotesLara

  10. A que si, Lara?? yo en muchas ocasiones evito directamente hablar del tema, o respondo con evasibas, con tal de no tener que empezar a debatir una vez mas lo mismo de siempre.

  11. Me ha encantado!!! Gracias!! Un besazo

  12. Yo me acuerdo de haber colechado con mis padres.Jejeje tienes razón con eso de que luego "no saben dormir con alguien de mayores".Me acuerdo que cuando ya no me dejaban quería tener pareja para colechar con ella.Kxll



Enviar un Comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>